Ajuaa Noticias
Principal | La otra Dimension | El extasis de Santa Teresa de Jesus. De la mistica al orgasmo.

El extasis de Santa Teresa de Jesus. De la mistica al orgasmo.

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
El extasis de Santa Teresa de Jesus. De la mistica al orgasmo.

“Quiso el Señor que viese aquí algunas veces esta visión: veía una ángel cabe mí hacia el lado izquierdo, en forma corporal, lo que no suelo ver sino por maravilla: aunque muchas veces se me representan ángeles, es sin verlos, sino como la visión pasada que dije primero. En esta visión quiso el Señor le viese así: no era grande, sino pequeño, hermoso mucho, el rostro tan encendido que parecía de los ángeles muy subidos que parecen todos se abrasan. Deben ser los que llaman querubines, que los nombres no me los dicen; más bien veo que en el cielo hay tanta diferencia de unos ángeles a otros y de otros a otros, que no lo sabría decir. Veíale en las manos un dardo de oro largo, y al fin del hierro me parecía tener un poco de fuego. Este me parecía meter por el corazón algunas veces y que me llegaba a las entrañas. Al sacarle, me parecía las llevaba consigo, y me dejaba toda abrasada en amor grande de Dios. Era tan grande el dolor, que me hacía dar aquellos quejidos y tan excesiva la suavidad que me pone este grandísimo dolor que no hay desear que se quite, ni se contenta el alma con menos que Dios. No es dolor corporal sino espiritual aunque no deja de participar el cuerpo algo, y aún harto. Es un requiebro tan suave que pasa entre el alma y Dios, que suplico yo al su bondad lo dé a gustar a quien pensare que miento”

 

Estas palabras escritas por Teresa de Ávila (o Santa Teresa de Jesus) en El Libro de la Vida (cap. 29) le sirvieron de inspiración a Gian Lorenzo Bernini (Nápoles,7 de diciembre de 1598 - Roma, 28 de noviembre de 1680) para esculpir El Éxtasis de santa Teresa. Se ha dicho que la obra estaba destinada a figurar en el Vaticano, y que el Papa Inocencio X la rechazo al ver en ella mas de erotismo que de misticismo. Esto es falso. La obra fue un encargo del cardenal Cornaro para ser colocada alli donde iría su tumba, esto es, la capilla Cornaro de la iglesia de Santa Maria della Vittoria, Roma. Sea como fuere, ya en el año 1739 la escultura fue objeto de crítica en las Cartas Familiares del erudito francés Charles Oz Brosse, donde se recogen las misivas que este enviaria a su familia y amigos en Dijon durante un viaje de tres años que realizo a través de Italia. En una de estas cartas Brosse planteaba que Santa Teresa aparentaba más estar experimentando un orgasmo que el amor divino.

La sorpresa que la escultura de Bernini ofrece a quien la contempla, es la sensación conocida de la mera gratificación carnal y espiritual de una escena erótica y mística a la vez. Un ángel, recién vestido después de cometer su desvestida fechoría. Cupido mismo, apuntando no al corazón, sino, como lo denunciaran posteriormente los sorprendidos funcionarios de la Iglesia Católica, al mismo pubis de aquella imagen moribunda, apenas resucitada de un reciente y abrumador arrebato sublime.

Unos párpados pesados, decididos a no ver al autor de aquella estocada imprevista. Una boca voluntariamente indefensa, como esperando que caigan del mismo cielo, gotas de hierro derretido, ansias prestas para avalar la esperanza misericordiosa que limpia los pecados del mundo, trasgresión de un tabú que la abundancia de ropa sobre su cuerpo no logró ocultar el mensaje de Bernini. De repente, uno se queda sin aliento consciente, reconociendo, y/o, mejor dicho, sintiendo los recuerdos sensualizados de nuestra imprudente memoria. Una belleza enmudecida, no por ser de piedra, sino porque se halla exhausta y desgajada sobre sí misma, un pie descalzo descendiendo de unas rodillas desfallecidas y envueltas en barrocas enaguas, un cuerpo sin fuerza, como recién entregado al más trasgresor de los placeres. Él erguido, ella inclinada sobre el lecho; él con una sonrisa saciada, ella tibiamente gratificada; él blandiendo un arma mortal y pensando en su próxima víctima; ella fiel a su amante y su victimario a la vez.

tereorgas_529995496.jpg

 

También puede interesarte estos artículos:

* El Misterio de la Virgen que Abre los Ojos.

* Lucifer el Angel Caído.

* Demonología.

* Lilith la Reina de los Vampiros.

* También te recomendamos utilizar nuestro sistema de búsqueda avanzada, notas muy interesantes podrás encontrar de acuerdo a tus criterios, preferencias y gustos.

 

 

 

 

Para cualquier duda, aclaracion o publicidad, envianos tu correo a la siguiente direccion:
[email protected]

Publicaciones Recomendadas:

Suele Suceder - El manual del buen lenguaje.

El manual del buen lenguaje.

Divertido manual que podemos aplicar para una correcta aplicación del lenguaje Mexicano....
Ver más
Suele Suceder - Nativo Brasileño de 96 años rompe record sexual.

Nativo Brasileño de 96 años rompe record sexual.

Anciano nativo de 96 años rompe record mundial manteniendo relaciones sexuales con 13 mujeres de su tribu en menos de 10 horas....
Ver más
La otra Dimension - Fotografias post mortem

Fotografias post mortem

A finales del siglo XIX era costumbre fotografiar a los seres queridos que habían fallecido....
Ver más
Ecologia Digital - Convertir desiertos en bosques

Convertir desiertos en bosques

Los árboles fomentarían las lluvias, reduciendo las intensas temperaturas...
Ver más
La otra Dimension - Astrólogo ruso advierte sobre el "día más nefasto del año"

Astrólogo ruso advierte sobre el "día más nefasto del año"

Subraya que el día más peligroso del año será el 28 de diciembre....
Ver más
Suele Suceder - La broma del medio millon de dolares

La broma del medio millon de dolares

En el descanso, un programa de MTV hizo creer al inocente que si metía una canasta desde el centro del campo con los ojos tapados, ganaría la suma de medio millón de dólares. ...
Ver más
Ecologia Digital - 'Manos a la obra' para reducir las emisiones de CO2

'Manos a la obra' para reducir las emisiones de CO2

La consigna fue demostrarle a los gobernantes del mundo que la sociedad civil está lista frente al cambio climático....
Ver más
Ecologia Digital - El cálido mar de la Isla de la Plata, un refugio para las ballenas jorobadas

El cálido mar de la Isla de la Plata, un refugio para las ballenas jorobadas

La confluencia en la línea ecuatorial de las corrientes fría de Humboldt y cálida de El Niño convierten a esa zona marina en una tibia bañera, ideal para estos grandes cetáceos....
Ver más

Comparte esta nota en: Comparte esta nota en Facebook | Comparte esta nota en Twitter | Comparte esta nota en Myspace | Comparte esta nota en Meneame

Subscribe to comments feed Comentarios (1 Publicado):

el 27/11/2008 00:38:27
avatar
exelente articulo, todo lo que se oculta jamas podra esconderse por siempre
Thumbs Up Thumbs Down
0
total: 1 | mostrando: 1 - 1

Envie sus comentarios comment

Por favor ingrese el código de la imagen:

Califica esta nota
4.50
Tags
No hay tags para este artículo