Ajuaa Noticias
Principal | Coahuila | Cubanos, los primeros gobernadores de Coahuila

Cubanos, los primeros gobernadores de Coahuila

Tamaño de la fuente: Decrease font Enlarge font
Cubanos, los primeros gobernadores de Coahuila

Pues sí, resulta ser un cubano de nombre Antonio Elosúa, cuya imagen le debemos a la imaginación, ya que no existen registros gráficos sobre él.

Se convirtió en el Primer Gobernador de Coahuila el 24 de febrero de 1821, al reconocer el Plan de Iguala, que establece la independencia de México de España, según documentos encontrados en el Archivo Municipal del Estado y el Diccionario Biográfico de Coahuila, de autor Arturo Berrueto González.

Nacido en la Habana, no era difícil suponer que un extranjero ocupara un puesto de este tipo durante aquellos años, el historiador Carlos Valdés dice que se debe a que los cargos politicos en ese entonces eran ocupados en su mayoría por españoles o cubanos que servían a la corona. Aquí viene la explicación.

Elosúa llegó a México durante su juventud, en 1802, para enlistarse en el Regimiento de Infantería, y posteriormente combatiría a los Insurgentes por parte de as fuerzas de la Corona española. Justamente durante esta época fue Ayudante Inspector de Coahuila y Texas (aún bajo el mando español) del 19 de marzo de 1818 hasta 24 de noviembre de 1820.

Ese mismo años fue nombrado Gobernador Político y Militar de las entonces Provincia de Coahuila. El proceso político, cabe recordar, no era para nada democrático, porque los puestos eran otorgados por los miembros de la realeza o quien estuviera en el poder.

Pese a que gran parte de la lucha por la independencia se dio en el centro y sur del país, el escenario casi 11 años después era caótico. La guerra llegaba a su final, extinguiéndose en los últimos alientos de quienes combatieron, más bien en actos diplomáticos que en fervientes batallas.

Como Elosúa ocupó el mando de Coahuila cuando Agustín de Iturbide proclamó el Plan de Iguala, este se vio obligado a reconocerlo. La ubicación tan alejada de Coahuila respecto de la Ciudad de México, así como una imposible reestructuración inmediata de la clase política, provocaron que simplemente se le otorgara un cargo diferente, ya mencionado: Primer Gobernador de Coahuila.

A principios del año siguiente, en 1822, consideró la opción de lanzarse como Diputado por Coahuila al Primer Congreso Constituyente, por lo cual renunció al gobierno del estado. No obstante, no existe la fecha clara de su salida.

Permaneció en el Congreso por dos años, y en delante… hizo lo que quiso. Es decir que se dedicó al ejército, siendo Comandante Militar de Coahuila desde el 28 de agosto de 1824 hasta el 29 de mayo de 1826, según los documentos citados.

La muerte lo encontró a los 55 años de edad, que para entonces significaba ser muy viejo, el 17 de noviembre de 1833, en la región de Béjar, que hoy es San Antonio, Texas.

De él nos queda su historia, los trazos de su firma y, sin duda, la primera figura en el camino de Coahuila hacia una sociedad democrática que, lejos de terminar, sigue construyéndose.

Segundo gobernador, también cubano

Fue sucesor de Antonio Elosúa, tras su renuncia, y al igual que él, ambos eran de la Habana, Cuba. El polvo con que la historia suele olvidar a quienes la escriben, cubre así el nombre de Antonio Crespo.

Los datos que ofrece su corta biografía no dan muchos detalles. Tampoco Internet, ni los archivos históricos oficiales o las pláticas. A qué se debe, también es un misterio.

A falta de precisión en las fechas, diré que pocos días después de que Elosúa renuncia al cargo, Crespo toma posesión el 22 de marzo de 1822 como Gobernador de Coahuila y Texas.

Otra coincidencia con su predecesor, es que su mandato tuvo una duración bastante breve. A penas un año, cinco meses y cinco días al 27 de agosto de 1823. ¿La razón? Tras haber proclamado el Plan de Iguala, Iturbide se autonombra Emperador, y ordena que en cada provincia se nombrara una Junta de Gobierno que asumiera el mando Militar y Político. De esta manera el poder no estaría en una sola persona, sino en un organismo.

Pero el poder, de cierta manera, siempre se ha movido igual. Crespo no salió del juego así como así, más bien fue restituido. De ahí en adelante se convirtió en Presidente de la Junta Gubernativa, con sede en Monterrey.


VANGUARDIA

Para cualquier duda, aclaracion o publicidad, envianos tu correo a la siguiente direccion:
[email protected]

Comparte esta nota en: Comparte esta nota en Facebook | Comparte esta nota en Twitter | Comparte esta nota en Myspace | Comparte esta nota en Meneame

Subscribe to comments feed Comentarios (0 Publicado):

total: | mostrando:

Envie sus comentarios comment

Por favor ingrese el código de la imagen:


Califica esta nota
0
Tags
No hay tags para este artículo